Salud

El corazón y los niveles de colesterol y azúcar en sangre

En el perfil lipídico determinamos: colesterol total, fracción de HDL y fracción de LDL así como triglicéridos – explica Adam Brzozowski. – Se dice comúnmente que el HDL es colesterol bueno y el LDL es malo. Los niveles elevados de colesterol LDL en la sangre conducen al desarrollo de aterosclerosis. El exceso de colesterol LDL se deposita en las paredes de las arterias, formando la denominada placa, que provoca el estrechamiento de las arterias y conduce a enfermedades del corazón.

En cuanto a la frecuencia de dichas pruebas, podemos suponer que en una persona sana y joven (hasta 40 años), no agobiada por ninguna enfermedad, basta con controlar el colesterol al menos una vez cada dos años. En el caso de personas con niveles elevados de colesterol LDL, o aquellos que sufren de diabetes u otras enfermedades, el médico decide la frecuencia de los exámenes.

A menudo, es suficiente cambiar los hábitos alimenticios, y cuando exceder la norma es significativo, el médico puede aplicar un tratamiento farmacológico. El control periódico de los niveles de azúcar en sangre le permite detectar la diabetes. Vale la pena saber que en su curso hay muchos trastornos metabólicos que conducen a la aterosclerosis.

¿Siguen siendo las enfermedades cardiovasculares, y no el cáncer, la principal causa de muerte en nuestro país?

De hecho. Lamentablemente, la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte. Personalmente, no me gustan mucho esas comparaciones, que muestran qué es más peligroso o qué enfermedad es más peligrosa. Cada muerte es una tragedia.

Me gustaría señalar que tanto en las enfermedades cardíacas como en el cáncer, la gran mayoría de los factores de riesgo dependen de nosotros. Podemos cambiarlos. La genética es del 10-20%. nuestra salud. El estilo de vida, el medio ambiente y la atención médica definitivamente tienen una mayor influencia que nuestro ADN.

¿Cómo comprobar si nuestro corazón está en buena forma? 

En primer lugar, no ignore las nuevas dolencias: dolores en el pecho que aumentan con el ejercicio, disminución de la tolerancia al ejercicio, fatiga más fácil, pérdida del conocimiento. En segundo lugar, debemos medir sistemáticamente la presión arterial, en el período inicial incluso dos veces al día, anotarlo.

Las mediciones en el hogar son mucho mejores que las que se toman en el consultorio de un médico. Por supuesto, es necesaria una visita a un médico de familia o cardiólogo con una prueba de ECG. Después del examen, el médico decidirá si es necesario extender las pruebas para incluir ECHO cardíaco o una prueba de esfuerzo. La siguiente etapa es la investigación avanzada: tomografía computarizada del corazón o angiografía coronaria invasiva.

Salud cardíaca y actividad física regular

El Día Mundial de la Salud nos anima a dar ejemplo a nuestros familiares: ¿qué debemos hacer? Este día es un muy buen momento para convertirnos en un punto de partida para cuidar nuestro corazón.

Debido al hecho de que existen varios factores de riesgo de enfermedad cardíaca y un ataque cardíaco, tenemos grandes oportunidades de mostrar a nuestros seres queridos lo que pueden cambiar. Es muy bueno cuando ya podemos ser este ejemplo positivo. Por supuesto, soy consciente de que en este día no cambiaremos nuestro peso corporal, ni todos los malos hábitos alimenticios ni los niveles de colesterol.

Por otro lado, es el momento perfecto para dejar de fumar, por ejemplo. Y probablemente el más simple: ¡una caminata de 30 minutos! Si no tenemos limitaciones significativas en el órgano de movimiento, cada uno de nosotros puede y puede hacerlo. Que estos 30 minutos – 6000 pasos – sean el primer GRAN paso hacia un corazón sano y cada vez más joven. Depende SOLO de nosotros.

Durante el Día Mundial del Corazón, hice, el primer paso para mi corazón

– Todo el mundo debería medir la presión arterial de vez en cuando – explica cardiólogo del Hospital Portal. – Si alguien no tiene problemas con la presión arterial, no tiene una enfermedad crónica, es delgado y está en forma, es suficiente medir la presión ocasionalmente, por ejemplo, una vez cada pocos meses. La frecuencia de las mediciones debería ser mayor en personas del grupo de alto riesgo, es decir, aquellas que tienen un trabajo estresante, fumadores o personas con sobrepeso. Para las personas sin diabetes, los valores umbral de presión arterial son 135 mm Hg (sistólica) y 85 mm Hg (diastólica), mientras que en las personas con diabetes estos valores son más bajos y ascienden a 130 mm Hg por 80 mm Hg.

Otra receta, esta vez para la aterosclerosis y el colesterol elevado: Rallamos medio vaso de rábano picante, que combinamos con un vaso de jugo de zanahoria, agregamos medio vaso de miel y el jugo de dos limones. Mezclamos todo a fondo y luego lo vertimos en la botella y lo guardamos en la nevera. Bebemos una cucharadita dos veces al día. También se recomienda beber medio vaso de jugo de remolacha dos o tres veces al día, preferiblemente media hora antes de comer.

Jugo de cebolla: exprime el jugo de dos kilogramos de cebolla y mézclalo con medio kilo de miel, luego agrega nueces picadas en la cantidad de 10 gramos. Lo vertimos todo sobre 0,30-0,35 litros de vodka puro. Mezclamos todo con cuidado y dejamos a un lado en un lugar oscuro y bastante fresco durante una semana. Bebemos una cucharada dos veces al día 15 minutos antes de una comida. También puede comer un diente de ajo cada dos días y, además, comer chokeberry, que debería ayudar a estabilizar la presión.

Deja una respuesta